domingo, 4 de mayo de 2008

Serendipia en química

Las personas ajenas al área científica tienen la imagen de un químico vestido con bata blanca yendo de una hipótesis al experimento para luego establecer nuevas leyes y teorías sin mayor emoción. ¡Nada más lejos de la verdad! Los resultados científicos surgen a menudo por accidente. Se requiere mucha visión y grandes dosis de creatividad para transformar un accidente afortunado en resultados útiles. Ejemplo de ello es el descubrimiento de una droga contra el cáncer por Barnett Rosenberg.
El Dr. Rosenberg y sus colaboradores descubrieron que un compuesto químico conocido hace más de un siglo, cis-platina (cis-diaminodicloroplatino (II)), era efectivo en el tratamiento de ciertos tipos de cáncer. El
descubrimiento de la utilidad de este sencillo compuesto en la terapia contra el cáncer es un ejemplo de serendipia en la ciencia.
La serendipia (serendipity en inglés) se define como "la facultad de hacer descubrimientos afortunados e inesperados por accidente". Rosenberg se encontraba estudiando el efecto de los campos magnéticos en células vivas, pero los resultados del experimento fueron bastante diferentes a lo esperado. El y sus estudiantes habían pasado una suspensión de un cultivo vivo de la bacteria Escherichia coli en agua a través de un campo eléctrico entre electrodos de platino supuestamente inertes. Para su sorpresa encontraron que el crecimiento de las células se vio afectado, la división de las células se había detenido. Después de cuidadosos experimentos, descubrieron que el efecto en la división celular tenía su origen en pequeñísimas cantidades de cis-platina producidas por la reacción del platino con especies químicas eléctricamente cargadas en el agua.
Rosenberg supo reconocer que estos resultados tenían
implicaciones en quimioterapia de cáncer, y sucesivos experimentos condujeron a compuestos que son usados por pacientes con cáncer. El uso de la cis-platina ha significado que el cáncer testicular ha pasado de ser una enfermedad que mataba cerca del 80% de los pacientes, a una que es curable en un 95% de los casos.

3 comentarios:

Ulysses dijo...

muy interesante,muchas veces de han encontrado descubrimientos afortunados "por accidente", pero se necesita una mente preparada para aprovecharlo.

Saludos y que la Serendipia os acompañe.

Carlos G. Casares dijo...

¡Guao!
¡Me encanta el título y la idea de tu blog!
(Mi compañera de piso estudia química y no hace mucho trataba de convencerla de que creara un blog como éste: Quimistorias.
Ahora ya tengo el tuyo.)
¡Larga vida a tu blog!

Hace unos días saqué un libro que dice:
"Toda investigación científica es la explotación racional de una casualidad, de la misma manera que todo amor es el aprovechamiento sentimental de un azar."
(José Antonio Marina, "Diccionario de los sentimientos", ed. Anagrama, pg. 381)

Charo dijo...

Gracias por los comentarios. Una vez empezado el proyecto se le ocurren a uno muchas ideas para hacer el blog más ameno, interesante,... pero es que mi reactivo limitante es el tiempo! Saludos y larga vida a los blogs.

Suscribir con Bloglines